Plataforma de Asistencia Personal

Una persona en silla disfruta de un día en el campo acompañada de un asistente personal

Vivir de forma independiente, desarrollar un proyecto de vida y elegir cómo hacerlo, es una aspiración a la que las personas con discapacidad tienen derecho, pero para que sea posible muchas de ellas precisan recibir los apoyos necesarios.

La figura del Asistente Personal abre una nueva vía, una alternativa para la familia, y para los modelos residenciales de atención a personas dependientes, que surge desde el propio colectivo, cubriendo sus necesidades y garantizando los derechos de las personas con diversidad funcional.

Este proyecto pretende dar respuesta a la demanda no satisfecha de asistentes personales en nuestro país, con el objetivo principal de: “Promover la promoción de la autonomía personal y la atención a la dependencia a través de la legitimización y consolidación de la figura del asistente personal”.

Esta Plataforma WEB se convierte en la base donde compartir y localizar asistentes personales en todo el territorio nacional lo que va a facilitar el acceso a los servicios de asistentes personales a personas con diversidad funcional con un elevado nivel de dependencia que no podría acceder de otro modo a los recursos ordinarios (oficinas de empleo, empresas de servicios…). A partir de los medios tecnológicos más comunes y de bajo coste que nos ofrecen las TIC (teléfonos móviles, tablets, etc.) se puede acceder a éste servicio.

La plataforma digital pretende ofrecer un espacio virtual que le permita a la persona con discapacidad de forma integral, poder acceder a toda la información que necesite respecto a la figura del asistente personal. Asimismo será un punto de encuentro entre demanda y oferta, para que la persona pueda solicitar un servicio y un asistente personal pueda ofrecérselo.

Esta Plataforma, además es un medio de formación online para promocionar la figura del asistente personal y formar a futuros profesionales en este sector. A través de este programa formativo, las personas con discapacidad adquirirán las habilidades necesarias para trabajar como promotores de la figura del asistente personal y ser profesores especializados en esta materia. Por otro lado, se formarán a diferentes personas, especialmente colectivos en situación de vulnerabilidad social, para ofrecerles nuevas herramientas de empleabilidad, en el sector de la asistencia personal y facilitar su inclusión al mercado laboral. No obstante, dicha formación podrá realizarse a cualquier persona física o jurídica que la demande.