Qué es tu proyecto de vida independiente

Una persona ayuda a una mujer en silla de ruedas a abrocharse los zapatos

El Plan Personal de Vida Independiente (PPVI) es un documento que recoge el programa de intervención de la persona usuaria al servicio. Este documento es un soporte para identificar los objetivos y/o actividades que se plantea realizar la persona con discapacidad a través del soporte del asistente personal. En el PPVI se utiliza el modelo de calidad de vida desarrollado por R. L. Schalock y M. A. Verdugo.

Este modelo divide los aspectos de la vida de la persona en ocho dimensiones, de esta manera la persona puede reflexionar sobre cuál es su calidad de vida actual, que aspectos quiere mejorar y, en nuestro caso, que soporte de asistencia personal le hace falta para poder hacerlo.

Una vez redactados los objetivos, estos se concretan en acciones, por ejemplo; un objetivo del PPVI podría ser “mejorar mi estado físico”, la siguiente pregunta es qué quiere hacer o que necesita para que se produzca esta mejora. Este objetivo se puede traducir en una acción como “ir a la piscina” o “ir a la calle con la silla manual”.

El siguiente paso, después de concretar las acciones, se asignará, a través de un horario hipotético (sujeto a modificaciones) cuantas horas necesita para hacer esta acción. En la primera acción del ejemplo anterior, la persona decidirá cuantos días irá a la piscina y que tipos de soporte necesita (si necesita acompañamiento para desplazarse, si necesita soporte para vestirse y/o desvestirse, si el AP ha de ayudar a introducirlo en el agua, si necesita soporte dentro de las instalaciones, etc.). De esta manera la persona calcula el tiempo de soporte que necesitará para hacer estas acciones.

Este proceso también es útil para orientar los horarios y para tener una referencia en las tareas que hará el futuro asistente personal, así como la determinación del perfil más adecuado.

Hemos de tener en cuenta que los horarios de este PPVI, se van ajustando a medida que la persona va realizando las actividades. El horario se va adecuando a la realidad del día a día y las necesidades que van surgiendo. Estas variaciones son pactadas con el que será el asistente personal.