Situación en España

Actualmente sin consenso

En España existe un amplio debate en torno a la formación de los profesionales de la Asistencia Personal y hasta la fecha, no hay consenso en una regulación homogénea en el ámbito estatal. Por un lado, algunas personas defienden que los/las asistentes/as personales no tienen que formarse, ya que será la propia persona beneficiaria del servicio quien se encargue de ello en el día a día, según los gustos o preferencias que tenga. En el otro extremo, otras personas defienden que la formación en Asistencia Personal debería tener carácter de Certificado de Profesionalidad o Ciclo Formativo de Grado Medio, con unas horas que pueden oscilar entre las 240 y las 2000.

Grupo de trabajo de AP del CERMI

En el año 2015, PREDIF impulsó el grupo de trabajo de Asistencia Personal dentro del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), que preside actualmente y donde participan 15 federaciones miembro del comité interesadas en la Asistencia Personal, con la misión de consensuar propuestas que puedan ser elevadas al IMSERSO y a las comunidades autónomas, para que se promuevan y se agilicen el desarrollo y el acceso a la Asistencia Personal dentro del marco del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD).

Modelo de 50 horas con rol activo de la persona beneficiaria

Este grupo de trabajo apuesta por una formación básica de 50 horas, a través de las cuales la persona, que posteriormente se desarrollará profesionalmente como asistente/a personal, adquiera conocimientos generales sobre la contextualización de la Asistencia Personal, el movimiento de Vida Independiente y conceptos básicos sobre discapacidad. Pero el aspecto diferenciador y nuclear de esta prestación es que el grueso de la formación tiene que darla el/la propio/a beneficiario/a del servicio a su asistente/a personal, con base en sus necesidades y preferencias. En definitiva, asumen un rol activo en la toma de decisiones, frente a otras figuras profesionales en las que la persona que recibe el servicio adopta un rol pasivo, y se encargan de guiar a los/as profesionales y determinar las tareas, horarios y forma en la que se realizarán.

El contenido sobre el que se trabaja en la formación de Asistentes Personales consensuada por el CERMI es:

  • Fundamentos de Vida Independiente.
  • Aspectos legales, éticos y jurídicos de la Asistencia Personal.
  • La figura del/de la asistente/a personal.
  • Introducción a los productos de apoyo y herramientas para la prevención de riesgos laborales.
  • La interacción social. Habilidades sociales y comunicación. La empatía.
  • La relación profesional.
  • Primeros auxilios.

A dichos contenidos, cada entidad encargada de proporcionar la formación añade un módulo dirigido fundamentalmente a conocer las necesidades de las personas a las que se va a prestar el servicio.